MUGENDO MARTIAL ARTS: ARMAS NATURALES DEL CUERPO COMO DEFENSA PERSONAL

La defensa personal se apoya en experiencias vividas por las personas. Esto hace que gracias a estas experiencias podamos buscar soluciones.

Por eso mismo, utilizamos métodos básicos, utilizado contra el oponente, con una zona específica de nuestro cuerpo, que podrían ser nudillos rodillazos, patadas, etc.

Esto nos muestra, que todo el cuerpo es un arma, desde los pies hasta la cabeza. Por ello debemos saber utilizar la forma más adecuada, en el momento de la defensa.

 

 Técnicas para utilizar tu cuerpo como defensa personal:

1. De brazo o mano: esta técnica implica utilizar el puño cerrado, la palma de las manos, dedos, codos y la mano abierta.

2. De piernas: en esta técnica tanto las piernas como pies, pueden ser una zona de ataque de mucha fuerza, siempre y cuando se haya tenido un buen entrenamiento previo y su empleo sea correcto.

3. De cabeza: en esta técnica, la cabeza se puede utilizar como ataque, siempre y cuando su objetivo sean puntos poco protegidos.

4. Lanzando al oponente al suelo: es un ataque basado en saber esta técnica, podemos lanzarlo al suelo de brazos, caderas, piernas o de sacrificio del equilibrio.

5. Utilizando zonas sensibles: en esta técnica se utilizan zonas genitales o las más sensibles del cuerpo (dedos en los ojos, nariz, boca, daño en los testículos, pechos, etc.

 

 Que NO debemos hacer ante un ataque:

1. No debemos anteponer la fuerza a la técnica.

2. Bloquear un ataque con arma blanca, sin esquivarlo previamente.

3. Apartarse de un ataque hacia la dirección de donde viene la agresión.

4. No se debe bloquear un ataque con una mano, si las circunstancias lo permiten, es preferible hacerlo con las dos.

5. Retener al atacante sin haberlo desarmado anticipadamente.

6. No debemos dar la espalda al atacante.

7. Detener las patadas ascendentes con la axila, pueden provocarnos una dislocación en el hombro.

8. Dar patadas con la punta de los dedos de los pies. Deberíamos hacerlo con la planta o empeine.

 

 Estos son algunos de los fundamentos que se debería tomar como regla.

 Se tendría que evitar en la medida de lo posible, ser un blanco fácil para un atacante. Por ello, al salir a la calle, deberíamos tener en cuenta ciertas recomendaciones:

1. Tener buena intuición, y guiarse por esta, sobre todo si tenemos el presentimiento de que algo malo pueda suceder.

2. Caminar ligero, con confianza y estar atento a tu alrededor.

3. Si llevas indumentaria o joyas que llamen la atención, ten en cuenta el lugar donde vas a estar.

4. Se deben evitar las peleas, en todo momento, ya que las consecuencias de una pelea pueden ser lamentadas.

5. Preferir lugares transitados e iluminados.

6. Tener localizados los lugares donde pedir ayuda.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Añade aquí tu texto de cabecera