Practicar Mugendo Martial Arts en la edad del NO

Un niño con apenas dos años que se opone constantemente a todo, desobedece y pretende salirse con la suya en todas las peleas. ¿Es normal?

Si tu hijo tiene entre dos y tres años posiblemente sepas de qué te estoy hablando.

La edad del NO, también llamada la primera adolescencia o la edad de la autodeterminación se caracteriza por la presencia constante de negación. Y aunque nos parezca mentira, nos indica que el pequeño está teniendo un buen desarrollo.

¿Por qué actúa así?

No se trata de mera desobediencia, tu hijo empieza a querer tomar el control de su vida y a sentirse autónomo.

Pero… ¿no es muy pequeño para ello?

Sí, tu hijo es muy pequeño, apenas hace unos meses todavía era un bebé. Pero él no lo sabe. El niño se acaba de dar cuenta que es un ser a parte de sus padres y quiere ejercer su derecho a decidir.

A veces no es que simplemente se oponga sino que le faltan recursos. Su cerebro y su vocabulario le impiden demandar y decirte exactamente lo que le pasa. Tu hijo dice constantemente no, pero realmente está reflejando frustración, desacuerdo, cansancio, inseguridad o la necesidad de atención.

Lo difícil para los padres va a ser encontrar la forma de conciliarlo con nuestras necesidades y responsabilidades como adultos. Será necesaria mucha astucia y tranquilidad, además de buenas ideas, para manejar las situaciones conflictivas y salirse airoso.

¿Te puede ayudar nuestro programa MUGENKIDS by Mugendo Martial Arts en esta situación?

Una buena idea puede ser apuntar al niño a una actividad como Mugendo que le pueda ayudar a pasar esta etapa.

El programa Mugendo para niños empieza a los 2 años. Edad ideal para que tu hijo, a través del juego, desarrolle su concentración, actitud y motricidad.

El lema de Mugendo, yo sí puedo, esta relacionado con la filosofía que se imparte en el centro.

Mediante juegos y refuerzos positivos los niños aprenden a realizar sus tareas y a mantener un buen comportamiento en su vida diaria.

 

Además de la ayuda de Mugendo, también será muy importante tu actitud con el niño en estas situaciones.

Lista de consejos que pueden serte de utilidad:

 

  • Mantén la calma

No te tomes la rabieta como algo personal. El niño no lo hace por ti ni por tus habilidades como padre, sencillamente está mostrando su frustración. Mantente tranquilo, coherente y sereno.

 

  • Espera a que se calme

Si el niño está teniendo una rabieta deberás de esperar a que se tranquilice. En ese estado tan intenso no será capaz de escucharte ni comprender lo que le dices.

 

  • Desvía su atención

Cuando el niño está enfocado en la negación, si consigues desviar su atención a otra cosa, generalmente el problema no irá a más.

 

  • Intenta evitar la situación conflictiva

Mejor prevenir que curar. Si sabes que la frustración siempre ocurre en los mismos momentos del día o por los mismos motivos, busca alternativas para intentar que no ocurra. Recuerda que nadie conoce mejor a tu hijo que tú mismo.

 

  • Mucha paciencia

Para nosotros el tiempo es oro, pero con los niños el tener tiempo y paciencia es esencial. Necesitarán un tiempo para calmarse y un tiempo para razonar. Cuantas menos prisas tengas, menos problemas te planteará.

 

  • Órdenes claras, sin preguntas

Una orden después de otra, no todas a la vez o el niño no se acordará. Es mejor que digas claramente que es lo que esperas que haga. Si formulas preguntas es posible que no quiera hacerlo.

 

  • Ofrece alternativas

Es posible que consigas atajar el problema de raíz si le ofreces una alternativa coherente. Por ejemplo tu hijo se niega a ponerse el pantalón. Ofrécele que elija él otro que le guste y posiblemente el problema no vaya a más.

 

  • Todos a una

En casa todos tenéis que seguir las mismas directrices. Si el niño ve que alguno de sus padres cede más, utilizará eso como estrategia. Además debéis dejar claros los límites. Que cosas se pueden aceptar y cuáles no.

 

  • Ofrece incentivos

Siempre será más atractivo si en vez de decir: "ponte los calcetines" le dices: "ponte los calcetines y así podremos ir a jugar".

Cuando esta etapa de negación no se supera adecuadamente, la frustración puede llevar a importantes rabietas que serán más difíciles de manejar.

 

Recuerda siempre mantenerte firme, tranquilo y ofreciéndole tu apoyo.

Tu ejemplo y tu cariño son la clave del éxito.

 

 

Blanca Ferrer

Nº Colegiado: 22774

www.blancamipsicologa.com

-ESCUELA DE MUGENDO MARTIAL ARTS SANT CUGAT-

https://www.facebook.com/mugendoartesmarciales/?ref=hl

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Añade aquí tu texto de cabecera