Mes: febrero 2016

HISTORIA DEL CARDIO BOXING

A diferencia de otras artes marciales el kickboxing empezó como una forma no sólo de auto defensa, sino también como una manera de hacer ejercicio. A pesar de esta diferencia, cardio kick boxing emplea gran parte de este espíritu además de varias de las técnicas de artes marciales tradicionales.

Para entender la historia del cardio kick boxing, primero debemos ver sus orígenes que provienen del kick boxing moderno, este es un deporte creado en Japón durante la década de 1950, combina  varios elementos fortalecedores de diferentes artes marciales, esto hace que sea agradable de ver para los espectadores. Muchas de estas técnicas son providentes de Muay Thai y Karate. Ya en el año 1970, la divulgación del kickboxing ya se había expandido por toda Europa y Estados Unidos.

DIFERENCIA ENTRE KICK BOXING Y BOXEO

Tanto en el kick boxing como en el boxeo son deportes de enfrentamiento. En el boxeo sólo está permitido el combate con manos el cambio en el kick boxing también se permite que se usen pies, y a veces incluso rodillas y codos.

Estos dos deportes aportan varias herramientas y tácticas a usar en caso de agresión. Tanto el kick boxing como el boxeo requieren un estricto entrenamiento físico para que esto contribuya a realizar ataques más enérgicos. Aunque quizá lo más importante sean los métodos de defensa en los boxeadores y kick bóxers, ya que la mayoría del tiempo recibe golpes, esto los prepara para que en el momento de la lucha estén preparados y no entren en pánico.

Una de las desventajas que tienen en común estos dos deportes es que se practican como tal, es decir, tienen unas reglas que hay que cumplir, esto a veces puede ser un inconveniente a la hora de enfocarlo desde el punto de vista del ciudadano, ya que estas reglas no se encuentran cuando te has de defender en la calle, por lo tanto no se entrenan.

Una de las mayores ventajas que tiene el kick boxing sobre el boxeo es la serie de herramientas que tiene.  Los practicantes de kick boxing entrenan con manos, pies, codos, rodillas y en ocasiones con cabeza como arma para golpear. A parte de usar esta serie de herramientas para atacar  también la utilizan para su defensa. Según Joe Lansdale un boxeador “puede ser bueno pero le falta tracción a las cuatro ruedas”.

A diferencia del kick boxing que expone una serie de herramientas, el boxeo se dedica solamente a una cosa: golpes de puño. Los boxeadores suelen ser más veloces que los kick bóxers, esto proviene de la necesidad que tienen de defenderse de los golpes que vienen a gran velocidad de su oponente o simplemente de los entrenamientos.

Tanto el kick boxing como el boxeo se consideran deportes de combate. En el boxeo sólo está permitido luchar con manos a diferencia del kick boxing que además se permite que usen pies, y a veces incluso rodillas y codos.

Algunas diferencias más entre ambos deportes:

MUGENDO MARTIAL ARTS: Hábitos que dañan nuestros huesos

Y tú ¿Cómo cuidas tus huesos? La verdad es que a veces ni nos damos cuenta. Nos alimentamos incorrectamente, soportamos demasiado peso en nuestros bolsos, llevamos una vida sedentaria y, poco a poco, con el paso de los años, van apareciendo los dolores y los problemas. ¿Cómo evitarlos? No te preocupes, en Mugendo te explicamos qué aspectos debes cambiar para mejorar tu salud ósea.

Aspectos cotidianos que dañan nuestros huesos

Hemos de tenerlo claro: nuestro estilo de vida actual, determinará la salud ósea del día de mañana. Nuestros huesos necesitan de un tipo de cuidados y alimentación específica que puedan prevenir determinados tipos de enfermedades como puede ser la osteoporosis, así como lesiones, fracturas tempranas de cadera... etc. Así que ¿Y si tomamos nota y empezamos a cambiar o a mejorar algunos aspectos de nuestros hábitos de vida? ¡En Mugendo Martial Arts te ayudamos!

 

1. Alimentación que daña nuestros huesos

Lo sabemos, nuestro índice de masa corporal depende sobre todo de nuestro nivel de calcio, indispensable para mantener unos huesos firmes y fuertes. La vitamina D también es esencial para ello, pero en muchas ocasiones, aún sabiéndolo, lo descuidamos. Pero es más, es posible incluso que te esfuerces en tomar calcio diariamente, pero si los combinas con otro tipo de alimentos de nada te va a servir, puesto que existen determinados elementos que van minando poco a poco el nivel de calcio en los huesos. ¿Quieres saber cuáles son?

BENEFICIOS DEL KICK BOXING

La mayoría personas que desconocen este deporte piensan que el kick boxing y las artes marciales en general son deportes con mucha violencia, pero la realidad es que al contrario de ser deportes agresivos, estos nos enseñan a tener más autocontrol tanto físicamente como emocional, además proporcionan grandes beneficios.

El kick boxing se podría definir como una mezcla del boxeo con todas las artes marciales, y gracias a esta conexión es considerado como uno de los deporte aeróbicos más completos, ya que une la actividad muscular con la aeróbica y además nos prepara para tener una buena defensa.

HISTORIA DE LAS ARTES MARCIALES Y EL NACIMIENTO DE MUGENDO

En Mugendo Martial Arts creemos que para saber a dónde vamos primero tenemos que saber de dónde venimos, cuáles son nuestras raíces. En este artículo encontraras el origen de las Artes Marciales, el Karate y Mugendo, porque de aquí es de dónde venimos, de una filosofía marcial con muchos siglos de historia y tradición.

 

MEJORES KICK BOXERS DE LA HISTORIA

A continuación mostraremos algunos de los mejores kickboxers de la historia, sin contar a ninguno de origen tailandés ya que si no, no daría paso a conocer a otros.

Toshio Fujiwara
Sin duda uno de los luchadores que más ha hecho historia, fue el primero en vencer a grandes luchadores Tailandeses, además de ser el primero en ganar el Título del estadio Rajdamnern al derrotar por K.O a Monsawan Rukchenmai.
Tuvo 126 victorias y una docena de derrotas, la mayoría contra luchadores Tailandeses.

 

CON MUGENDO MARTIAL ARTS DESARROLLA TU FUERZA DE VOLUNTAD

La fuerza de voluntad es el impulso interno que nos lleva a vencer los obstáculos y a lograr nuestras metas. No es algo con lo que nacemos o dejamos de nacer. Podemos desarrollar y reforzar nuestra fuerza de voluntad si entendemos en qué consiste y por qué no la hemos fortalecido. Y en MUGENDO MARTIAL ARTS con nuestros programas para adultos y niños (Mugenkids) te vamos a ayudar a conseguirlo.

Sí podemos desarrollar y fortalecer nuestra fuerza de voluntad, pero primero tenemos que entender su significado.

¿OPTIMISMO O PESIMISMO? CON MUGENDO MARTIAL ARTS ESCOGE UNA ACTITUD ANTE LA VIDA

En MUGENDO MARTIAL ARTS creemos que el optimismo significa enfrentar los problemas de la vida, sabiendo que con el esfuerzo necesario, vamos a poder solucionarlos y vamos a lograr nuestros objetivos y deseos. Sabiendo que tenemos la fuerza y la capacidad necesaria, para sobreponernos a cualquier dificultad y lograr una vida plena y feliz.

¿Ves el vaso medio lleno? ¿O medio vacío? ¿Qué significa ser optimista? ¿Te consideras optimista o pesimista?

Optimismo: actitud basada en la manera de percibir y evaluar una situación y sus probables resultados. El pesimismo también.

Generalmente, aprendemos cualquiera de las dos actitudes desde niños. Lo hacemos, viendo la forma de ser de nuestros padres y de otras personas importantes para nosotros. Y escuchando sus comentarios ante cualquier problema. Más adelante, nuestras propias experiencias refuerzan o debilitan esa actitud aprendida.

El optimismo nos ayuda a salir adelante en la vida, a resolver mejor nuestros problemas y a disminuir el sufrimiento.

Pesimismo: nos impide ver con claridad y objetividad el problema y su solución, aumenta el estrés, la preocupación y fácilmente se lo transmitimos a la gente que nos rodea.

No importa, cuál de las dos actitudes aprendimos siendo niños. Una vez que somos adultos, ambas son una elección personal. Nadie puede obligarnos a ser optimistas, ni nadie puede impedirlo, más que nosotros mismos. Mantenemos el pesimismo, con nuestra forma de pensar y de ver las cosas. Si aprendimos a ser pesimistas, podemos aprender a ser optimistas. Y nosotros te mostramos como.

Con frecuencia creemos que el ser optimista es una actitud propia de adolescentes o de personas poco maduras o inconscientes. Esto se debe a que confundimos el optimismo aparente, con el optimismo objetivo.

El optimismo aparente es: Negar los problemas y el dolor; Quitarle importancia a lo que está sucediendo, si no nos gusta; Ser ingenuos, al pensar que sólo van a pasar cosas buenas; Ser irresponsables, al esperar que las cosas se arreglen por sí solas.

Este tipo de optimismo, nos lleva a tomar una actitud pasiva ante los problemas y situaciones difíciles, (que aumentan en cantidad e importancia), a sentirnos víctimas de las circunstancias y a debilitar nuestra autoestima.

Ser optimista objetivo significa: Aceptar la realidad, con sus aspectos positivos y negativos, como nuestro punto de partida; Separar lo bueno de lo malo y las causas de los resultados, para ver el problema con mayor objetividad; Buscar diferentes puntos de vista, para tener mayores opciones y posibilidades; Reconocer nuestra capacidad para enfrentar la situación; Tener el valor para hacerlo; Tener la convicción de que si enfrentamos los problemas, vamos a obtener resultados favorables; Aceptar nuestra responsabilidad, tanto en la situación que estamos viviendo, como en nuestra respuesta para resolver los problemas o modificar aquello que se pueda modificar; Enfocarnos en descubrir los aspectos positivos de las personas y las circunstancias, para tener mejores puntos de apoyo; Estar convencidos de que los problemas y el sufrimiento son pasajeros, si nuestra forma de pensar no nos mantiene atrapados en ellos; Saber que los aspectos negativos y el sufrimiento tienen un objetivo positivo: ayudarnos a aprender y a madurar, por lo que, finalmente, también nos benefician.

¿Cuáles son las ventajas de ser optimista? Al separar las partes positivas de las negativas, nos damos cuenta de que no todo está mal. Esto influye en nuestro estado de ánimo y nos ayuda a darle al problema una dimensión más adecuada; Cuando confiamos en que los resultados van a ser positivos, el esfuerzo que necesitamos hacer, vale la pena; Al reconocer nuestra responsabilidad, nos sentimos en control. Esto fortalece nuestra autoestima y nos ayuda a mantenernos motivados; Tener la tranquilidad suficiente para analizar detalladamente el problema y las posibles soluciones; Tener mayores probabilidades de tener éxito en aquello que hacemos, porque tenemos una actitud abierta, mayor perseverancia y mejor autoestima; Nos permite buscar nuevas opciones, cuando no obtenemos buenos resultados con lo que estamos haciendo; Favorece nuestras relaciones familiares, sociales y de trabajo; Disminuye el estrés y mejora nuestra salud; Nos permite disfrutar de la vida.

 

¿Qué hacer? ¿Te preguntas cómo ser optimista objetivo?

En MUGENDO te podemos ayudar con nuestros amplios programas de entrenamiento, ya que nuestro sistema, se centra en el desarrollo de la seguridad personal aplicable a todos los aspectos de la vida.

Añade aquí tu texto de cabecera