ARTÍCULO PSICÓLOGA COMO COMENZAR LA RUTINA- VUELTA COLE

Los niños han pasado tres meses en los que lo más probable es que sus horarios, rutinas y actividades se hayan alterado por completo. Lo más probable es que el niño ya no madrugue, se acueste más tarde, cene a otras horas y no tenga deberes que hacer. En verano las costumbres de los padres se relajan y los niños las adoptan encantados. Es normal que si un niño se ha estado yendo a dormir muchas noches a las once o a las doce, en lugar de hacerlo a las 20h o las 21h le cueste dormir de nuevo a una hora tan temprana. Por otra parte, los madrugones harán que duerma menos, peor y que por lo tanto se encuentre más cansado e irritable. Por otra parte, están los citados deberes: muchos niños hacen deberes en verano (aunque no hayan suspendido nada) pero son cuadernos con ejercicios divertidos cuya intención es que el niño no olvide lo que ha aprendido. Ahora, en cambio, tiene la obligación de hacer ejercicios que al día siguiente tendrá que presentar. Y deberá hacerlos antes de cenar y de irse a dormir, claro.

Por otra parte ahora los niños tienen mucho menos tiempo para dedicar a sus juegos y al ocio. Esto también puede llenarles de frustración y los niños, ya se sabe, suelen tener baja tolerancia a la misma. No es lo mismo jugar a la consola, con la tableta de los padres, con los juguetes o con los primos y amigos del pueblo durante cuatro horas que dedicarles una hora. A todos estos cambios tienen que adaptarse los padres. Esto implica volver a organizarse tras tres meses para ver quién ayuda a hacer los deberes, quién hace la cena, quién le da la merienda… Unamos a esto la ya de por sí dura adaptación a la vuelta al trabajo que conocemos por síndrome postvacacional.

Como con los adultos, la vuelta a la rutina es mucho mejor si se hace de modo paulatino. Por ejemplo, haciendo que unas semanas antes los niños vayan acostándose un poco más pronto cada noche. Esta y muchas otras medidas de adaptación pueden mejorarse con las normas de conducta que proponemos en  nuestra agenda de trabajo MUGENKIDS. Por lo tanto os recomendamos incorporarse a las normas diarias y la rutina de trabajo lo antes posible y no esperar a que empiece el colegio. Nuestras clases pueden ayudaros con nuestro sistema de recompensas y motivación para que esta adaptación sea lo más llevadera y rápida posible.

Ánimo y os esperamos en vuestra escuela Mugendo. Y si todavía no nos conoces, busca tu centro más cercano en www.mugendo.es y solicita la clase de prueba gratis para ti y toda tu familia.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + diecisiete =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.