MUGENDO MARTIAL ARTS : SE ACABA EL COLEGIO Y YA HA LLEGADO EL VERANO

¡Fin de clases e inicio de las vacaciones de verano! Ellos las esperan con ansia, pero ¿y los padres? Entonces es cuando surge el gran interrogante: ¿Qué hacer con los niños? Una opción para salir del paso puede ser que vean televisión o jueguen en la Tablet, pero dejarlos indefinidamente con estas distracciones no es una solución ni mucho menos lo más saludable. Conclusión, en verano: descanso sí, pero responsabilidades también. Educar a nuestros hijos en hábitos y rutinas desarrolla su capacidad participativa en la vida doméstica y con la familia además de que hace “la vuelta al cole” más llevadera y menos traumática.

Si quieres ahorrarte estrés y tener un verano más ameno y despreocupado en familia a continuación te lanzamos algunos tips que te serán de gran ayuda:

• Comunicación: preguntarles a los niños qué les apetece hacer durante sus “vacaciones”. Que se sientan escuchados hace que aumente su motivación a la hora de planificar su tiempo.

• Valoración: una vez tengamos realizado una lista de aquellas cosas que les apetece hacer vamos a coger un sistema de clasificación, por ejemplo: ocio, deporte y responsabilidades. Es importante que cubran su tiempo con estas tres áreas, pues con el deporte conseguiremos que obtengan ganancias en cuanto a salud y gasto de energía, con el ocio sentirían cubierta su sensación de estar de “vacaciones” y mediante las responsabilidades mantenemos un equilibrio que es beneficioso en todo momento.

• Organización: recoger la habitación, colocar su ropa, repaso escolar… No son tareas que vayan a acoger con especial ilusión, pero éstas deberán ir emparejadas con las recompensas, por ejemplo: ir a la piscina o jugar con la Tablet. De este modo entenderán que sin una cosa no hay la otra y como padres, mantenemos el cerebro de nuestros hijos en activo.

• Hora de poner horarios: Tareas domésticas (recoger la mesa, ordenar su habitación, ir a comprar el pan…). Tareas escolares (hacer ejercicios a modo de repaso una hora y media al día). Deporte (a poder ser algo que le guste al niño como por ejemplo natación o salir con la bicicleta). Ocio (estar con sus amigos, tiempo en familia o ver la tele). La parte de ocio es la última para asegurarnos que cumplen con las otras dos.

• Actitud: Ser constantes es fundamental para establecer una rutina, igual que reforzar constantemente a los niños conforme vayan realizando sus tareas. Además, el horario debe ponerse en un lugar que sea visible cuando el niño se levante para que automáticamente visualice lo que tiene que hacer y dentro de qué horas.


PROGRAMA ADULTOS:

PROGRAMA MUGENKIDS:

http://www.facebook.com/mugendoartesmarciales/?ref=hl

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × cinco =