¿Falta de motivación? En MUGENDO MARTIAL ARTS te ayudamos a vencer la apatía

¿Por qué abandonamos nuestras metas?
¡Vence la apatía!
“Nada hay que nos pueda impedir elevarnos y mejorarnos y nadie puede detener nuestro progreso, más que nosotros mismos”. Thomas Hamblin (actor y director de teatro en Inglaterra).

¿Qué es lo que a ti te motiva?
La palabra motivación viene de “motif”, que significa motor o algo que genera movimiento. Por lo tanto, estar motivados es tener una razón o deseo que nos lleva a actuar.
Ese deseo es tu punto de partida.

Pero es importante que lo desees con intensidad, con la mente y el corazón. Por lo tanto, tiene que ser importante para ti. No para otras personas. Sólo así, vas a estar dispuesto a hacer el esfuerzo necesario.

Tenemos dos fuentes básicas de motivación:

MUGENDO MARTIAL ARTS: TÉCNICA DE DEFENSA PERSONAL UTILIZANDO OBJETOS COTIDIANOS

Cuando somos amenazados o asaltados, frecuentemente el agresor suele hacerlo llevando algún arma para así aumentar el grado de intimidación, y esto nos obliga a estar alerta, preparados, y a desarrollar una estrategia de prevención, así como de reacción para afrontar de una forma real y eficaz todo señal de violencia.

Si bien el cuerpo es el arma más afectiva, a veces necesitamos utilizar algún objeto que nos pueda servir como arma. Podemos crear armas de objetos cotidianos y comunes, fácilmente accesibles.

Algunos de estos objetos podrían ser: ceniceros, libros, paraguas, teléfonos, cinturones, llaves, bolígrafo, peine, lápiz, bastón, botellas, bolso, etc. Estos objetos utilizados correctamente se pueden transformar en un arma eficaz para atacar a la cara de nuestro atacante.

Hay que destacar, que la imposibilidad y la ilegalidad de no poder usar el cuerpo como arma, son efectos negativos del empleo de algún tipo de arma en la defensa personal.

A pesar de eso, si el ataque es inmediato y no hay otra opción, un arma puede ayudarnos. La vida está por encima de todo, por eso nuestro instinto de protegernos siempre va a estar por delante.

 Objetos parecidos a una estaca, como podrían ser: ramas, tronquitos, botellas, tacos de billar, paraguas, martillos, escobas, linternas, etc. Con este tipo de arma, podemos atacar a nuestro agresor con una cierta distancia, evitando a la vez que no se acerque, y poder bloquearlo.

 Objetos parecidos a un escudo, en esta categoría se cubren grandes objetos, que deben ser usados para el ataque como arma, captando el impacto y deteniendo el golpe. En este caso las armas podrían ser: bolsas, maletas, sillas, libros, bandejas, cajas, tablas, etc.

En esta categoría los objetos sirven únicamente para protegernos y no afecta al agresor. Una combinación usual es bloquear al agresor con el escudo y golpearlo en la rodilla o entrepierna.

 Objetos parecidos a un cuchillo, esta categoría abarca objetos que puedan ser utilizados para cortar o herir. En este caso las armas podrían ser: cuchillos, tijeras, destornilladores, botellas, cristales, tenedores, etc.

Estas nuevas armas son utilizadas a media distancia, atacando a las partes más débiles del cuerpo del agresor, en especial a sus muñecas, manos, cara y nuca (partes nunca protegidas por la ropa). La técnica utilizada con estos objetos, es un golpe directo.

 Objetos parecidos a rocas o piedras, como podrían ser: piedras, rocas, botellas, ceniceros, bolas de billar, etc. Hay dos maneras de utilizar estos objetos en una ataque para la defensa, la primera es lanzarle el objeto desde lejos (apuntando a cara o pecho) y la segunda es golpearlo desde una distancia cercana (apuntando a la cabeza u otras áreas débiles)

 Objetos pequeños, como podrían ser: llaves, monedas, relojes, mechero, comida, arena o tierra, etc. Es esta categoría el ataque es hacía los ojos del agresor.

 Objetos parecidos a una cadena, como podrían ser: cadenas, cadenas de bicicleta, cinturones, mangueras, correas de perro, cables de metal, alambres, cuerdas, sujetador, etc. Estos objetos se suelen utilizar, con un golpe de látigo y giro dirigiéndose hacia la cabeza, nuca, rodillas, costillas huesos del cuello.

 Y para finalizar por ahora, unos principios básicos que deben usarse para cualquier arma.

MUGENDO MARTIAL ARTS: COMO PREVENIR UNA AGRESIÓN

La mejor defensa ante una agresión es prevenirla. La prevención simboliza un 90% en seguridad, por ello, los actos se han de concertar en esta etapa. A continuación veremos maneras de pedir ayuda, como actúa y que piensa el agresor antes de atacar y como evitar un ataque.

 

La defensa personal es la disposición de reducir a cualquier agresor, sin que importe la fortaleza física que tenga y sin utilizar armas. No se trata de la fuerza sino de velocidad y del valor ante situaciones de peligro.

Estás equivocado pensando en que no te va a ocurrir a ti,  lo más acertado es actuar de forma preventiva, evitando así que ocurra cualquier ataque.

Cuando un agresor tiene pensado atacar, lleva a cabo cierta preparación:

PROGRAMA MUGENKIDS BY MUGENDO MARTIAL ARTS: EL BULLYING O ACOSO ESCOLAR

 

EL bullying o acoso escolar se refiere a toda forma de maltrato físico, verbal o psicológico que se produce entre escolares, de forma reiterada y a lo largo del tiempo.

En los últimos años este problema en las aulas se ha ido incrementando; hasta ahora normalmente afectaba a los niños de entre 12 y 15 años pero actualmente se está extendiendo también a edades más tempranas.

Esto crea una necesidad incipiente de intervención, ya que los niños que lo sufren pueden llegar a tener graves repercusiones tanto físicas como psicológicas.

Pero para entender bien de qué se trata es necesario describir cuáles son los perfiles tanto de víctima, de agresor y de espectador.

Agresor o grupo de agresores:

MUGENDO MARTIAL ARTS: DEFENSA CONTRA ATAQUE VERBALES

Hay personas que están acostumbradas a agredir verbalmente, y estos no suelen dirigirse a gente poderosa o segura de sí misma, normalmente se centran en personas con apariencia débil. A continuación veremos algunas maneras de cómo defenderse de este tipo de ataque, y que reacción es la más adecuada en cada momento.

Nadie está libre de un ataque verbal por parte de otra persona, tanto si es un amigo, familiar, vecino o desconocido. Hay diferentes maneras de reaccionar ante estos ataques, pero la mayoría de personas tienen pocos recursos para hacerlo de la manera correcta.

Es inevitable defenderse de los ataques verbales, y aunque muchas personas digan que no les afecta, no es cierto. Siempre ocasiona malestar, sobre todo en aquellas personas que tardan más en reaccionar.

En definitiva, nos enfrentamos en repetidas ocasiones con situaciones de agresión verbal, y estas pueden declinar en una agresión física.

Estas son algunas formas eficaces de cómo defenderse de un ataque:

Añade aquí tu texto de cabecera